La semana pasada tuvo lugar en el recinto Monjuic de la Fira de Barcelona la cuarta edición de la Barcelona Wine Week, un evento internacional para dar a conocer las últimas novedades del sector del vino español. Esta edición ha reunido a más de 21.000 profesionales del sector del vino y a 952 bodegas.

El primer día del evento tuvo lugar la mesa redonda “Huella de carbono. Reducción y control”, en la que participaron Trinidad Márquez, Directora de medio ambiente de la Federación Española del Vino, Marta Sainz, CEO de POTS, Margalida Ripoll Ferrer, periodista, y Javier Carroquino, Director de Tecnología y Estrategia de Intergia y uno de sus socios fundadores.

Durante los 45 minutos que duró la mesa redonda se habló sobre la importancia de conocer y gestionar adecuadamente la huella de carbono de las organizaciones vitivinícolas. El sector del vino es uno de los más afectados por el cambio climático, pero también uno de los que más potencial tiene para su mitigación. Sin embargo, las bodegas suelen encontrarse con dificultades para identificar las principales fuentes de emisiones en su actividad, calcular el impacto que tienen sobre la huella de carbono total de la organización y actuar para reducirlas. Para ello existen en el mercado diversas herramientas más o menos complejas y que facilitan en mayor o menor medida este trabajo.

Javier Carroquino (INTERGIA) y Trinidad Márquez (FEV) presentaron la herramienta VID-EXPERT, un “sistema inteligente de diagnóstico de la huella de carbono y la mitigación del cambio climático en el sector vitivinícola”. Se trata de una herramienta informática, actualmente en construcción, que será capaz de calcular la huella de carbono de la organización vitivinícola y devolverá recomendaciones para su mitigación.

En contraposición con la mayoría de herramientas que se ofrecen actualmente al sector, la aplicación VID-EXPERT podrá ser empleada por cualquier usuario sin necesidad de que éste disponga de conocimientos técnicos sobre huella de carbono o emisiones, sino que sólo bastará con introducir la información sobre las prácticas que se lleven a cabo en la organización. Por lo tanto, esta herramienta podrá ser utilizada por los gestores o el personal de cualquier bodega o empresa viticultora.

Por otra parte, la novedad que ofrece VID-EXPERT es, no tanto la posibilidad de cálculo de la huella, como el diagnóstico de los resultados obtenidos. A partir de los datos introducidos por el usuario, la herramienta dará una estimación de la huella de carbono de la organización que, si bien no tiene por objetivo la certificación oficial de la misma, dará una idea de cómo están las cosas a nivel de sostenibilidad. La propia herramienta, a partir del resultado del cálculo, ofrecerá una serie de propuestas de medidas de mitigación de la huella de carbono, centrándose en aquellas fuentes de emisión más importantes y teniendo en cuenta el factor coste/beneficio. Es decir, priorizará aquellas medidas que sean más sencillas y baratas de implementar y que tengan mejores potenciales de reducción de emisiones. Además, la herramienta también tendrá en cuenta otra información complementaria, como el tipo de vino que vende la bodega, su mercado objetivo, la normativa de la D.O. en la que se encuentra, y otros criterios culturales propios de la organización.

De esta manera, se consigue presentar soluciones técnicas al problema de la sostenibilidad en el mundo del vino, que, lejos de encerrarse en su propia idiosincrasia, necesita aplicar técnicas ajenas a las tecnologías de vitivinicultura para adoptar medidas de mitigación efectivas.

El objetivo de la herramienta es que las organizaciones del sector puedan hacer un seguimiento y una correcta gestión de su huella de carbono, acercándose cada vez más a las cero emisiones y al ideal de sostenibilidad que se quiere conseguir.

Esta herramienta estará disponible a finales del año 2025, como resultado del proyecto de investigación del mismo nombre. El proyecto VID-EXPERT se enmarca dentro de la convocatoria de proyectos de innovación de interés general por grupos operativos de la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas (AEI-Agri), como parte del PNDR 2014- 2020. El grupo operativo está formado por la Asociación Española De Normalización (UNE), coordinador del mismo; la Federación Española el Vino (FEV); la empresa de Intergia Energía Sostenible; la empresa tecnológica Sistemas Avanzados de Tecnología, S.A. (SATEC); la Universidad Politécnica de Madrid; el Instituto De Investigación Y Tecnología Agroalimentarias (IRTA); y la Universidad De Zaragoza.