Viñas del Vero, bodega de la D.O. Somontano, continúa apostando por la movilidad sostenible y por la concienciación en la necesidad de adoptar hábitos sostenibles, con la instalación de un poste de recarga de vehículo eléctrico (VE).

 

Punto de recarga de VE en Viñas del Vero

 

El pasado septiembre, se instaló en la bodega de Viñas del Vero un punto de recarga para vehículo eléctrico. El pasado miércoles, 13 de noviembre fue su inauguración, durante una jornada sobre transporte sostenible organizada en la bodega.

Este punto de recarga incluye modalidad para coches, motos y bicicletas eléctricas. Su uso será gratuito para empleados, clientes y enoturistas, y estará abierta durante el horario de atención a los visitantes de la bodega.

La instalación cuenta con 4 conectores, dos Tipo 1 y otros dos Tipo 2, con alimentación de fuentes de energía renovable propia procedentes de cuatro parques fotovoltaicos instalados en la bodega. Estos parques fotovoltaicos fueron instalados dentro del marco del Proyecto Europeo LIFE Rewind, coordinado por Javier Carroquino, socio fundador de Intergia. De este modo se asegura que las recargas del vehículo serán cero emisiones, al proceder de una fuente primaria renovable, como es la energía solar fotovoltaica.

Esta iniciativa ha sido acogida dentro del Programa de incentivos a la movilidad eficiente y sostenible, el Programa Moves del IDEA, y pretende ser un pequeño paso hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propuestos por la ONU. En concreto, la iniciativa se adjuntaría al Objetivo número 7, “Energía asequible y no contaminante”, y al 11, “Ciudades y Comunidades sostenibles”.

En cuanto a la tecnología, se trata de un poste de recarga semi-rápida, que alcanza los 22 kWh, a una intensidad de corriente de 16 A. Tiene la peculiaridad de contar con un balance de cargas automático, que permite repartir la energía en caso de una doble carga simultánea. De esta manera se permite que dos vehículos puedan acoplarse a la vez al poste para su recarga.

Estas características facilitan que, en una hora, tiempo que tarda un enoturista en realizar la visita a la bodega, el vehículo se haya cargado y disponga de una autonomía suficiente para recorrer la distancia hasta Barcelona, de 255 km. Con dos horas de recarga se podrán recorrer unos 370 km de viaje.

 

Viñas del Vero constituye la primera bodega que tiene soportes de recarga de VE. Sin embargo, no es la primera acción de movilidad sostenible por la que apuesta González Byass, propietario de la bodega. La instalación ya contaba con una plaza para recarga de vehículos de hidrógeno, basada en la generación de este gas por medio de hidrólisis, a partir de energías renovables, provenientes de paneles fotovoltaicos. Esta iniciativa formaba parte también del proyecto LIFE Rewind.