APLICACIONES PRÁCTICAS

Dada la gran  versatilidad que ofrecen los equipos en la actualidad, existe infinidad de aplicaciones donde se puede aplicar cualquier tipo de energía alternativa.
No existe límite en cuanto a potencia se refiere, ya que una de sus grandes bazas es la modularidad.

Instalaciones de Bombeo o Riego

A menudo las instalaciones de bombeo y riego son grandes consumidoras de energía eléctrica, bien sea para la extracción, elevación, aumento de presión o impulsión a los sistemas de riego. En algunos casos se utilizan bombas sumergidas y en otros bombas de superficie, aunque en general su consumo es elevado y se requiere una alta fiabilidad con un bajo costo de mantenimiento. La energía necesaria puede obtenerse de la red eléctrica (instalaciones conectadas a red), pero en los casos en que la instalación se encuentra alejada de ella se recurre a generadores autónomos (instalaciones aisladas), habitualmente Diesel. En la mayor parte de los casos, la demanda tiene un fuerte perfil estacional, que suele coincidir con los meses de mayor radiación solar.

INTERGIA, para sistema aislados,  aconseja diferentes modalidades de riego.

Cuando se dispone de una balsa donde poder almacenar agua o la aplicación de riego coincide siempre con la máxima radiación solar y se puede asumir que en algunos momentos o días no se pueda regar por falta de recurso solar.
Cuando se desea disponer de energía todo el tiempo y el riego no siempre coincide con el sol. En este caso independientemente de bajo recurso solar ya sea por inclemencia meteorológica o por nocturnidad, el riego se puede realizar.
En algunos casos por espacio, por vandalismo, por realizar paso previo a una hibridación solar, los grupos de gas ahorrar combustible, son más limpios, son más silenciosos y evitan robos.

Riego Solar Directo en Belchite.

Estaciones de bombeo.

Bodegas. Proceso Vinícola

Los principales consumos energéticos en las bodegas corresponden a la refrigeración de los depósitos y a la climatización de las salas. Existen no obstante muchos otros consumos no despreciables, en bombeos, maquinaria, oficinas, etc. La demanda de energía correspondiente tiene un marcado carácter estacional.
El abanico de recursos que permiten reducir los costes energéticos es muy amplio. Desde medidas más o menos convencionales encaminadas a la eficiencia energética hasta la más avanzada técnica de integración de recursos renovables.
La reducción de la demanda pasa desde el aislamiento térmico convencional hasta los recursos de la arquitectura bioclimática.
Las bombas de calor geotérmicas presentan un rendimiento mucho mayor que las habituales.
Un estudio detallado de las necesidades energéticas, de los costes de la energía consumida y de los recursos renovables disponibles puede desembocar un óptimo aprovechamiento y una reducción de costes.

La posibilidad de incorporar generación renovable, integrada o no en el proceso productivo, permite rentabilizar las instalaciones y obtener importantes reducciones en el balance de emisiones de CO2.

INTERGIA forma parte del grupo de trabajo estable sobre Tecnología Medioambiental de la Plataforma Tecnológica del Vino.

INTERGIA participa en el proyecto europeo Life+ REWIND “Renewable Energy in the Wine Industry”.

Granjas y otras instalaciones agropecuarias

Las granjas y otras instalaciones agropecuarias ofrecen buenas oportunidades para rentabilizar los recursos renovables autóctonos. Desde el aprovechamiento de los purines para biomasa hasta la instalación de generación fotovoltaica y eólica o minieólica.

Las cubiertas de las naves pueden ser una ubicación adecuada para instalar paneles fotovoltaicos. Si el lugar presenta viento suficiente, los generadores eólicos o minieólicos estarán indicados. El primer paso será un estudio de los recursos renovables disponibles en el terreno, seguido del correspondiente diagnóstico de rentabilidad, incluido el dimensionado que resulte mejor desde el punto de vista económico. Cada caso es diferente y las instalaciones de generación renovable serán mucho más rentables si se han diseñado especialmente para la situación.

En caso de nuevas instalaciones donde se planea llevar una línea eléctrica que aún no existe, es conveniente hacer un estudio previo de la posibilidad y rentabilidad de prescindir de la red y producir la energía allí mismo. La incorporación de generación renovable, integrada o no en el proceso productivo, permite reducir o compensar el balance de emisiones de CO2.

Explotación porcina autónoma en Lécera

Industria

Las naves industriales o las instalaciones de cualquier tipo emplazadas en el medio rural pueden acoger elementos de generación que permiten obtener rentabilidad de los recursos renovables autóctonos. Si existe consumo eléctrico, la energía generada puede utilizarse para satisfacer la propia demanda. En caso de que exista excedente de generación, puede venderse a la red de distribución obteniendo rentabilidad económica o implementar un sistema de inyección cero que evite el vertido, en cualquier caso existirá una compensación de gases de efecto invernadero o CO2 propias de la actividad.

Las cubiertas de las naves industriales, hoteles, viviendas, almacenes, etc, pueden ser una ubicación adecuada para instalar paneles fotovoltaicos. Si el lugar presenta viento suficiente, los generadores eólicos o minieólicos estarán indicados. El primer paso será un estudio de los recursos renovables disponibles en el terreno, seguido del correspondiente diagnóstico de rentabilidad, incluido el dimensionado que resulte mejor desde el punto de vista económico. Cada caso es diferente y las instalaciones de generación renovable serán mucho más rentables si se han diseñado especialmente para la situación.

La incorporación de generación renovable, integrada o no en el proceso productivo, permite reducir o compensar el balance de emisiones de CO2, reduciendo la huella de carbono de sus productos.

Sistema autónomo para invernaderos en Tauste

Vivienda

Las naves industriales o las instalaciones de cualquier tipo emplazadas en el medio rural pueden acoger elementos de generación que permiten obtener rentabilidad de los recursos renovables autóctonos. Si existe consumo eléctrico, la energía generada puede utilizarse para satisfacer la propia demanda. En caso de que exista excedente de generación, puede venderse a la red de distribución obteniendo rentabilidad económica o implementar un sistema de inyección cero que evite el vertido, en cualquier caso existirá una compensación de gases de efecto invernadero o CO2 propias de la actividad.

Las cubiertas de las naves industriales, hoteles, viviendas, almacenes, etc, pueden ser una ubicación adecuada para instalar paneles fotovoltaicos. Si el lugar presenta viento suficiente, los generadores eólicos o minieólicos estarán indicados. El primer paso será un estudio de los recursos renovables disponibles en el terreno, seguido del correspondiente diagnóstico de rentabilidad, incluido el dimensionado que resulte mejor desde el punto de vista económico. Cada caso es diferente y las instalaciones de generación renovable serán mucho más rentables si se han diseñado especialmente para la situación.

La incorporación de generación renovable, integrada o no en el proceso productivo, permite reducir o compensar el balance de emisiones de CO2, reduciendo la huella de carbono de sus productos.

Segunda Vivienda